Impuesto a las Ganancias

El gobierno logró ayer el dictamen a favor de la Comisión de Presupuesto y Hacienda para el proyecto que convalida los ajustes en el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias sobre los ingresos personales para los años 2010 y 2011. Además, el proyecto que ahora pasará al recinto para su votación en la sesión de mañana faculta al Ejecutivo a establecer las futuras modificaciones a ese piso de ingresos libre del pago del impuesto. Una vez que la norma se convierta en ley, quedarán convalidadas las deducciones practicadas sobre el impuesto en los últimos dos años por resoluciones de la AFIP, que elevó las escalas de descuentos en un 20 por ciento en cada año.

Si el Congreso no votara esta ley, más de un millón de contribuyentes ahora no alcanzados deberían pagar en los primeros meses del año próximo fuertes sumas de dinero al fisco al quedar sin efecto dicho incremento en las deducciones, mientras que el total de los contribuyentes alcanzados deberían ajustar en igual proporción el impuesto determinado y pagar la diferencia. Esta anomalía fue provocada al no ser aprobado en el Congreso, en diciembre del año pasado, el aumento del 20 por ciento en el mínimo no imponible y de otras deducciones, resuelto por el Ejecutivo en julio de 2010. La oposición bloqueó esa iniciativa del oficialismo y dejó en situación endeble a millones de contribuyentes.

Para evitar que los contribuyentes personales del impuesto a las Ganancias –trabajadores de ingreso medios o altos en relación de dependencia– se vieran fuertemente perjudicados al momento de presentar su declaración jurada, por la obligación de pagar la diferencia al no ser convalidada el alza de las deducciones, la AFIP recurrió a un artilugio: postergó el vencimiento de la declaración jurada por los ingresos del año 2010, originalmente fijada para abril de 2011, hasta febrero de 2012. Así, prorrogó hasta el 31 de diciembre de este año la opción de lograr la convalidación del aumento de las deducciones.

En abril de este año volvieron a aumentarse las deducciones (mínimo no imponible y las demás), en otro 20 por ciento, para los ingresos percibidos por el año 2011. La oposición siguió bloqueando su convalidación, hasta el recambio de legisladores en la última semana que le devolvió la mayoría al oficialismo. Ayer, el dictamen que le da plena legalidad a las deducciones fue votado por el FpV y sus aliados, pero tuvo el voto en contra de la UCR, PRO, Peronismo Federal, Coalición Cívica y el flamante Frente Amplio Progresista, que cuestionaron la delegación de la facultad de subir las deducciones al Ejecutivo sin posibilidad de que el Congreso lo trabe.

Fuente Pàgina 12

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consultora en RRHH. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s