¿Qué origina la necesidad de trabajadores temporales?

Un analisis de las necesidades del sector.

Por:  Ricardo Jorge González

El trabajo temporario responde a su propia naturaleza: la transitoriedad de una tarea o la eventualidad (cuestión no prevista por el usuario que lo obliga a demandar recursos extraordinarios), ocurrida en algún momento de una organización. En ambos casos
a) hay que realizar la tarea hasta que se agote ó
b) cubrirla mientras dure el evento.
La vida laboral esta llena de estas situaciones transitorias y difícilmente se pretenda ir más lejos. El trabajo temporario existe aunque algunos lo nieguen y su administración debe ser efectuada profesionalmente, con normas claras.

Ahora bien, hay otro análisis que explica su existencia. Tantas crisis sucesivas nos golpearon en los últimos 50 años – social y económicamente – que hasta hemos considerado la posibilidad de que el largo plazo “haya dejado de existir”. Las visiones de los emprendimientos, hoy, son absolutamente cortoplacistas y se suelen planificar e incorporar los recursos necesarios para cubrir necesidades temporarias puesto que ir “mas allá” no forma parte de esos planes. A ese escenario se deben sumar las contradicciones legales y normativas, en general, las situaciones amenazantes de la inflación, la ausencia de crédito, la realidad sindical, la judicialización abusiva de los conflictos, la complejidad administrativa, las sanciones que aplican las controles sobre lo formal, como si no importase el fondo de las cosas, ejercido siempre sobre los mismos segmentos empleadores, etc.

No es extraño, entonces, entender las razones de la existencia del trabajo en negro ni la de que los emprendimientos tiendan a considerar el corto plazo – o lo temporario – como único lapso apto para cualquier proyecto. Esta conducta esta entre nosotros, instalada. Todos pueden recordar que a mitad de los 90, cerca de 1995/96 era general el rumor sobre el tipo de cambio vigente: “ el uno a uno no puede durar mucho” y se alentaba la sospecha de una devaluación. Este síntoma – originado a fines de los ´60 – se sucedió década tras década y en el 2001 funcionó como la profecía auto cumplida de Gabriel García Márquez con el “viste que iba a ocurrir”?. En 2008 con la pelea entre el campo y el gobierno se vislumbró una nueva crisis nacional que, contrarrestada por la terrible crisis internacional, no llegó a pesar demasiado en la vida de los argentinos. Pero nuevamente aparecieron los “reflejos” sociales vinculados a otros momentos económicos del pasado, nefastos y omnipresentes, los síntomas del corto plazo que coartan cualquier iniciativa y acobardan las inversiones propias y ajenas.

Por más que se desee discutir e ideologizar el trabajo temporario esta ligado exclusivamente a lo temporario, no puede pretender otra cosa. Pero padece los sacudones que recibe el trabajo, en general.

Es indivisible su vínculo con el trabajo permanente ya que lo transitorio depende sustancialmente de ello. Si el trabajo permanente no reviste la valoración necesaria, menos lo tendrá el trabajo transitorio. Esta valoración en la que deberían involucrarse privados y estado a través de todas sus organizaciones, desembocaría obligadamente en la defensa de las conquistas para el bienestar de la gente y en ellas no pueden quedar afuera sectores que no alcanzaron ese estatus de bienestar. Eso pasa con quienes tienen trabajo versus quienes buscan trabajo. O en el otro polo: con quienes dan trabajo versus quienes desean darlo. Ambas situaciones dependen de las condiciones que darán marco a una y otra circunstancia.

Volviendo al foco del trabajo temporario, como la contribución al empleo de las empresas de servicios, en general, es mucho mayor que la de prestar trabajadores para tareas temporarias, es necesario distinguir entre ese “menú” y la diversidad de aplicaciones que las consultoras reflejan como servicios accesorios, muy significativos y mucho más apreciados, a veces, por el mercado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consultora en RRHH. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s