Explican la importancia del Assessment Center dentro del proceso de selección

En esta nota, Silvana Caballero, docente de la Universidad de Belgrano, describe por qué en los últimos años muchas de las más importantes empresas han incorporado este método a la hora de reclutar un nuevo colaborador

Por Silvana Caballero, docente de la Universidad de Belgrano
En los últimos años muchas de las más importantes empresas han incorporado el Assessment Center (AC) como parte del proceso de selección y evaluación del personal, incluso en algunas de ellas, se ha posicionado como el principal dispositivo, a la hora de definir quien será el mejor candidato para el puesto en cuestión.Y esto se debe a una sencilla razón: el Assessment Center es un método de evaluación situacional que permite predecir el rendimiento de un postulante a través de la observación de sus actitudes y conductas concretas, y observar conductas es algo que tanto un observador experto como un observador inexperto, pero con claras pautas de observación, puede lograr con excelentes resultados.

Se pone al sujeto en situación, se le propone una actividad que en su estructura reproduce el escenario laboral, y es a partir de sus respuestas, reacciones y acciones que podemos predecir su desempeño.

Más allá de las estrategias que los postulantes pudiesen idear, planear e intentar poner en juego para impresionar o persuadir a la línea de la empresa, gracias al diseño de las actividades y de la destreza de los coordinadores, tarde o temprano se muestran tal como son.

El AC puede ser utilizado como:

  • Método de selección y evaluación de postulantes.
  • Método de evaluación de potencial
  • Dispositivo en actividades de capacitación
  • Dispositivo de intervención organizacional

El Assessment Center facilita la mirada, porque como dispositivo nos permite generar un espacio simbólico que posibilita discriminar en el aquí y ahora aspectos importantes del perfil laboral.

El desafío es identificar y evaluar dichos comportamientos traduciéndolos en términos de competencias laborales, es decir, aquellas que nuestro postulante deberá poseer para alcanzar el rendimiento esperado por la compañía.

Es por ello que el correcto diseño del AC, la agudeza de los observadores y la habilidad para discernir con pertinencia las competencias en los participantes, es el secreto del éxito futuro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consultora en RRHH. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s