Cronómetro en mano: las empresas ponen al ausentismo bajo la lupa

El gasto por días de ausencia, vacaciones y reemplazos puede representar hasta el 36% de la nómina de pago. Es por eso que el control automático de entrada y salida de los empleados está en la mira. ¿Colaboran estos sistemas en la gestión de remuneraciones?

Por Miguel Angel Alfaro
Si bien toda empresa se desempeña dentro de un marco regulatorio laboral cuando paga el sueldo de sus empleados, no es tarea sencilla calcular con exactitud el tiempo trabajado en el mes, en orden a derivar el resto de haberes y descuentos que finalmente constituyen el salario mensual.Este proceso administrativo es una tarea compleja y no excenta de diversas dificultades, más todavía cuando existen compañías, muchas de ellas PYME, con un número significativo de trabajadores que sensiblemente esperan el día que podrán disponer del dinero ganado en el mes.

Para hacer más automática y sencilla la gestión de remuneraciones, actualmente se utilizan programas de información de recursos humanos que se conectan con modernos sistemas electrónicos de captura de las marcas de entrada y salida de los empleados.

Sin embargo, en ese contexto de tanta modernidad, lo primero que suele preguntarse es si se trata de lo que realmente las empresas necesitan como apoyo a su gestión de remuneración, en especial para cuantificar el ausentismo laboral.

En principio, buena parte de una audiencia diría que sí. No obstante, analizando detenidamente la respuesta, es lo que mínimamente algunas corporaciones deben implantar. Entonces, la verdadera pregunta debería ser otra: ¿sabemos cuánto cuesta el ausentismo en nuestra empresa?

Un estudio realizado en Estados Unidos, arrojó que el ausentismo de los empleados a jornada completa -sumando los costos directos por sueldos pagados a los empleados ausentes (vacaciones), los indirectos por pérdidas de productividad en reemplazo de trabajadores especializados, y los gastos administrativos- alcanzaba a un 36% de la planilla.

Otro análisis, determinó que el impacto de la ausencia laboral llegaba al 14,2% de la nómina de pago, incluyendo el 10,2% para las vacaciones y días festivos (regulares o días administrativos) y el 4% de los enfermos, discapacitados y beneficios por concepto de compensación del trabajador.

Este último estudio fue probablemente la primera gran iniciativa para identificar los costos totales de la ausencia laboral al interior de las empresas, incluyendo los costos indirectos y el impacto financiero de las ausencias.
Por lo tanto, cuando se mide, se gestiona y administra. Cuando se automatiza, únicamente se agilizan procesos y disminuyen errores.

Hoy existen aplicaciones tecnológicas de alta flexibilidad que permiten realizar gestión del tiempo laboral, dando visibilidad a la información y permitiendo tomar decisiones efectivas sobre la fuerza laboral.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consultora en RRHH. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s