Cómo pedir un ascenso y no frustrarse en el intento

Hay situaciones en la oficina que son límites. Cuando un profesional cree que cumplió una etapa y desea pasar a un puesto superior pero no hay iniciativa de su jefe, se puede vivir una crisis. En esta nota, Silvia Rodil, brinda pautas para enfrentar este momento

Por Silvia Rodil,  especialista en RRHH
“Buenos días Juan, quiero anunciarte que a partir del día lunes serás el nuevo gerente de Finanzas de la compañía, posición para la que te estuviste preparando y que la empresa te acompañó en tu formación respondiendo al plan de carrera que analizamos hace tres años.”Qué fantástico sería si todos los ascensos fueran así. Respondiendo a un plan de carrera, consensuado, con preparación del empleado y acompañamiento de la empresa. En un clima donde jefe y supervisado analicen los desvíos y tengan la oportunidad de corregirlos para seguir adelante. En donde las evaluaciones de desempeño hayan cumplido su cometido: ser una herramienta que permita una instancia de enriquecimiento mutuo. De aprendizaje. De sinceramiento. De oportunidad. De intercambio. De superación. De colaboración. De desarrollo de carrera.

Lamentablemente no siempre se da esto. Muchas veces ocurre que una persona está esperando ser ascendido, convencido que es la persona ideal para cubrir esa vacante y eligen a otro compañero o viene de afuera, del mercado laboral.

Así comienzan los interrogantes “¿por qué? ¿qué hice mal? ¿no me vieron?” O bien “mi jefe no sirve, no nos da oportunidades, es incompetente”…Y los interrogantes y las dudas siguen: “¿qué hago?, ¿le hago un planteo? ¿Tomará revancha?”

Si bien no existen “fórmulas mágicas” hay ciertos temas a tener en cuenta para acercarse al éxito deseado.

A continuación, algunas consideraciones:

– Es importante intentar un canal de diálogo abierto con el jefe directo para que conozca las inquietudes, intereses, expectativas y necesidades de su supervisado.

– Hacer una profunda autorreflexión. Conocerse a sí mismo, saber las fortalezas y las habilidades vinculadas al puesto que esta solicitando así como también los aspectos a mejorar son elementos que son necesarios utilizar en el momento de exponer el interés en ser promovido.

– Tener claro si se está preparado para la función a la que se aspira y tener respuestas ante eventuales debilidades que podría plantear el jefe. Ofrecer soluciones válidas si es que corresponden.

– Saber expresar con claridad porqué se considera el candidato ideal y hacer un planteo inteligente, manteniendo un discurso creíble , sólido y firme.

– Mantener una actitud serena.

– Generar y demandar un contexto que facilite el diálogo y la predisposición para llegar a un acuerdo. Evitar actitudes quejosas.

– Gestionar los riesgos, los miedos y las objeciones del jefe.

– Articular soluciones en conjunto.

– Poseer y plantear un plan B de ser necesario.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consultora en RRHH. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s