Conozca cinco consejos básicos para elegir una maestría con altos índices de empleabilidad

Analizar la empleabilidad del sector, evaluar la plantilla docente y el plan de becas, y considerar nuevas profesiones son algunas de las recomendaciones

Por
Con la multiplicación de la oferta de cursos ejecutivos y programas de maestría, elegir en cuál de ellos invertir tiempo y dinero puede resultar cada vez más complejo para los profesionales que quieren continuar su formacion luego de terminar la carrera de grado.Es por eso que el instituto español U-tad elaboró una lista de consejos básicos destinados a los que buscan ampliar su espectro profesional.

“Uno de los principales motivos a la hora de decidirse por un máster es saber que será un impulso e incluso un punto de inflexión en el desarrollo profesional de quien lo cursa”, declaró Ignacio Pérez Dolset, fundador de U-tad y uno de los princiapales empresarios españoles en la industria de los videojuegos.

Aunque el ejecutivo advirtió que “el mercado ofrece gran cantidad de maestrías, pero para profesiones con alta empleabilidad hay pocas” y es por eso que se debe ser cuidadoso en la elección.

A este fin, U-tad ofrece estos cinco consejos básicos para evaluar correctamente las opciones disponibles:

1- Analizar la empleabilidad del sector. Hace tiempo que el título de maestría dejó de ser sinónimo de trabajo garantizado. Incluso los que otorgan los centros más prestigiosos de estudio pueden reducir su efectividad en este aspecto si el sector al que se dirigen está saturado de profesionales con preparación, o si sus programas se reducen a una serie de charlas sobre diversos temas. Es por eso conveniente mirar los índices de demanda de empleo en el terreno en el cual se busca ampliar los conocimientos antes de evaluar las opciones en danza en las propuestas académicas.

2- Buscar un profesorado activo. En un entorno de alta competitividad, no basta con recibir conocimientos académicos. Éstos deben ir acompañados de una presencia de los docentes en el campo profesional, que les permita preparar a los alumnos de acuerdo con las necesidades de las empresas en las cuales quieren desempeñarse. Es así que resulta útil investigar en Internet y consultar a ex alumnos para conocer la trayectoria pasada y presente de quienes serán los mentores, saber si están activos en su campo, y en ese caso, en qué compañías.

3- Examinar el programa de becas. Aunque no se reúnan las condiciones para ser un beneficiario, las becas son un buen indicador del peso específico de un centro educativo en elmarco empresarial. Muchas se convocan gracias a la colaboración de entidades financieras o de empresas del sector profesional para el que ese centro ofrece formación. Por otra parte, cuanta más participación se detecte en ese sentido, mejor posicionado estará cada unidad académica como “cantera de profesionales bien preparados” para el ámbito laboral.

4- Considerar las nuevas profesiones. El mundo profesional está en constante cambio, por eso es necesario evaluar las oportunidades que se puedan generar a partir de carreras recientes antes de embarcarse en un plan de estudios de maestría. Por caso, estudios tradicionales que antes equivalían a un empleo seguro -Derecho, Arquitectura, Empresariales- ahora no pueden garantizarlo. Por el contrario, la economía digital ha creado nuevas áreas de empleo para las que se necesitan muchos profesionales preparados.

5- Tener mente abierta. La formación de grado no constituye un obstáculo para cursar determinadas maestrías. El entorno digital necesita profesionales procedentes de todos los campos, desde los más técnicos a los puramente creativos. Perfiles artísticos son tan indispensables como los científicos, los tecnológicos o los de gestión en multitud de puestos de trabajo que han surgido con la nueva economía.

“Además de todo esto, hay otros aspectos que siempre deben ser tenidos en cuenta como la vinculación con el mundo empresarial, que el programa académico esté alineado con las necesidades de la industria, que las instalaciones repliquen puestos de trabajo reales, o que el equipamiento tecnológico del centro se renueve al ritmo que lo hace en el mundo profesional”, declaró Pérez Dolset.

“Pero la norma básica debe ser buscar áreas de conocimiento con futuro impartidas por profesionales que formen parte de la industria. La mejor maestría para aprender a trabajar es la que desde el primer día te mete dentro del sector profesional en el que se enmarca”, aseguró.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consultora en RRHH. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s