Referencias laborales: cómo elegirlas y qué no debe faltar

Conocer la opinión de los antiguos empleadores es una parte importante del proceso de selección para un puesto de trabajo, aseguran los expertos. Seis de cada diez compañías han rechazado a un candidato por una mala referencia laboral, revela Monster

Por
Última actualización: 03/12/2012 10:12:38 am
Diseñar un CV atractivo y conseguir una entrevista, son las actividades que se relacionan en primera instancia a la búsqueda de trabajo. Sin embargo, hay otro detalle que suele pasar desapercibido: identificar las referencias laborales.

“Consultar esta información es una práctica común en puestos de gerencia media en adelante”, señala a CNNExpansión Roberto Esparza, director general de IQubadora, firma especializada en Atracción y Asignación de Talento.

De hecho, siete de cada 10 empleadores revisa este indicador antes de contratar, indica el portal laboral Monster.com.

La referencia permite al reclutador garantizar que su intuición sobre la capacidad del candidato tiene bases, apunta Miriam Berger, consultora de Hire Authority, empresa de Illinois que ofrece servicios de reclutamiento.

Según Berger, el reto principal es lograr que en el trabajo anterior se tomen el tiempo para responder preguntas sobre el ex empleado.

La mayoría de las referencias son re-direccionadas al área de Recursos Humanos en caso de ser telefónicas y, si es por correo electrónico, no suele haber una respuesta a tiempo, explica Esparza.

Las cifras de Monster apuntan que seis de cada 10 empleadores han decidido retirar una oferta de trabajo después de recibir referencias dudosas del candidato supuestamente “exitoso”.

El director de IQubadora explica a CNNExpansión que la referencia sirve para validar información sobre desempeño, potencial, compensaciones, experiencia, motivos de salidao desvinculación por parte del empleo, su comportamiento y hasta validar la propia existencia de la persona.

“Genera tranquilidad para el futuro empleador, respecto a que el candidato es una buena persona y no se trata de alguien con cambios de nombres, antecedentes negativos y vicios ocultos”, puntualiza el especialista.

Tal como publica CNNExpansión, una de las preguntas más comunes sobre el candidato se enfoca a responsabilidades adquiridas, para verificar los logros que la persona presumió en entrevista.

Poca gente es explicita en las referencias y sólo confirman si la persona puede asumir un empleo, por eso algunos empleadores van más allá y cuestionan características personales. Por ejemplo: cómo maneja el candidato la presión, capacidad para organizarse, tomar iniciativa, ser confiable y comunicar.

Les interesa saber si la persona es un ‘jugador individual’ o si actúa en equipo y ayuda al rendimiento de la empresa, indica la especialista en Recursos Humanos.

Por qué el colaborador salió de la organización y si volverían a contratar a la persona, son otras preguntas comunes en una referencia.

Si en su contrato anterior no llamaron a su antiguo jefe no significa que esté exento de enfrentar esta experiencia, así que mire los puntos básicos de esta petición adicional:

1. Generalmente, se opta por dejar como referencia a gente cercana (amigos) con la idea de asegurar que darán la mejor información o amplias recomendaciones. Esta decisión más que ayudar puede perjudicar al candidato.

El mejor amigo puede recomendar a alguien por ser buena persona pero esto en realidad es poco útil para obtener información sobre su desempeño, indica Monster.com.

Referencias: el ex jefe, Recursos Humanos, supervisores, cliente o socio de la organización.

2. Otra opción es recurrir a las cartas de recomendación proporcionadas en trabajos anteriores, pero es probable que este documento vaya firmado por una persona con quien no se tuvo una amplia relación laboral y que conozca poco del trabajo del candidato.

“Esta información vaga o imprecisa puede ser casi tan perjudicial como una referencia negativa, deja la impresión de haber realizado un trabajo poco relevante o sin mayor trascendencia”, señala Liz Ryan, consultora de Monster.

3. De acuerdo con Monster, las referencias no se incluyen en el CV. Estos datos deben ser solicitados una vez que se haya tenido contacto previo con el candidato.

4. Indispensable que la persona establecida como referencia haya trabajado de manera cercana al ex empleado, y tenga noción clara de su trabajo. De preferencia, la recomendación debe ser reciente, y la persona, fácil de localizar.

Las referencias que datan del primer empleo hacen pensar “¿por qué el candidato no puede tener algo actual?” Establecer a una persona que viaja mucho es otro gran error, indica Ryan.

5. Solicite a los referidos su permiso, antes de usar sus datos o ponerlos como contacto.

Es importante tener la atención de considerar su opinión y prevenirlos para que estén enterados de la información que les solicitarán.

Como candidato, le permite saber si la persona estará disponible y hasta comentar algunos aspectos deseables a destacar en la recomendación.

A continuación, CNNExpansión detalla lo que no puede faltar en una referencia laboral:

  • Relación de trabajo que guardaban con el candidato.
  • Tiempo que laboraron juntos.
  • Nombre del puesto.
  • Datos breves de las responsabilidades que llevaba la persona.
  • Opinión sobre el desempeño general del ex empleado.
  • Información sobre puntualidad y asistencia.
  • Razones por las que concluyó la relación laboral.
  • ¿Esta persona sería contratada nuevamente en esa empresa si solicitara un puesto en el futuro?
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consultora en RRHH. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s